pambazos
Comidas

Comidas increíbles de México

Hablar de la herencia culinaria de México es hablar de un tema bastante extenso; cada una de las regiones del país se especializa en sus propias comidas, bebidas y sabores. Por ejemplo: Oaxaca es famoso por sus moles, Jalisco por el tequila y, por último, la Ciudad de México es famosa por los puestecitos callejeros y más.

Si estás cansado y no te dan ganas ni de ir al gimnasio, aquí te dampos 5 ejemplos de comidas increíbles en nuestro país para que las pruebes.

cemitas comidas mexicanas

Cemitas

A veces se escribe como ‘semitas’ en lugar de ‘cemitas’, estos sándwiches bien rellenos son un clásico poblano que generalmente se sirve con un trozo de carne de cerdo, cebolla, aguacate, quesillo queso mexicano), chipotle o rajas y el importantísimo pápalo.

A menudo descrito como similar en sabor a la rúcula, el pápalo es una hierba indígena con un fuerte sabor a pimienta y, como dicen los poblanos, si su cemita no tiene pápalo, es solo una torta. ¡Esta es una de las comidas imperdibles! 

Machetes

Los machetes son enormes tortillas rellenas de queso (llamadas así porque se asemejan a un machete). Es posible que no puedas encontrarlos muy fácilmente en la calle, pero en los mercados y fondas (restaurantes de barrio) es probable que tengas mejor suerte.

Tejuino

La única bebida que aparece en esta guía de comidas mexicanas únicas es el clásico tejuino de maíz fermentado.

Esta bebida de color naranja, que se encuentra tradicionalmente en el estado de Jalisco, es deliciosamente refrescante en los días calurosos, ya que a menudo se sirve con hielo raspado con sabor a limón encima.

Aunque ciertamente es un gusto adquirido, no es tan intenso como otras bebidas mexicanas tradicionales. ¡Pruébalo con alguna de las comidas de esta lista! 

tejuino comidas bebidas mexicanas

Menudo

Si la torta ahogada antes mencionada no cura su resaca, este caldo lleno de callos debería ser el truco.

Hecho con estómago de vaca que se cocina hasta que esté súper suave, además de una base de chile rojo y maíz molido, el menudo a veces se conoce como pancita (pequeño estómago).

Sin duda un gusto adquirido, se sirve con cebolla, limón, cilantro, una salsa picante, tortillas y una bebida refrescante.

Pambazos

Finalmente, regresamos a la Ciudad de México para nuestra entrada final, el pambazo. ¡Una de las comidas emblemáticas de la gran urbe!

Notable por el color rojo brillante del pan (que en realidad se adquiere remojándolo en una salsa de chile guajillo antes de freírlo), los pambazos son un alimento básico de los chilangos y generalmente se rellenan con papa y chorizo, además de una buena dosis de crema, queso, picante salsa y lechuga.

Te recomendamos buscar el restaurante El Portón para que pidas tu platillo favorito; haz uso del programa de lealtad para que puedas recibir grandes beneficios a lo largo del año.

Deja un comentario